Vivir en los pueblos está de moda, descubre cómo conseguirlo

0
recomendaciones vivir en pueblo

Con la temida pandemia provocada por la Covid-19 hemos podido comprobar que vivir en un pueblo es una opción más que interesante.

Esos primos y conocidos tan envidiados durante el confinamiento que pudieron disfrutar de un jardín en el que salir a tomar aire fresco, nos ha hecho pensar en la posibilidad de elegir un pueblo como próximo destino.

Y no solo nos ha pasado a nosotros. Irse a vivir un pueblo y disfrutar de la tranquilidad de una vida rural es una de las tendencias más actuales.

¿Sabes qué necesitas para conseguirlo?

Estar concienciado

Lo primero que necesitas es preguntarte si realmente es algo que vas a disfrutar o se trata de un capricho pasajero.

Quizás te gusta el campo, salir a la calle y que todo el mundo te conozca o no tener que hacer largas colas para hacer diferentes gestiones. Pero ….¿Te seguirá gustando eso todos los días de tu vida?

Quizás hayas probado en ir una temporada pero no es igual ir de vacaciones que vivir allí.

Los beneficios y ventajas de la vida rural son innumerables pero debes estar seguro si podrás cambiar todas las comodidades de la ciudad por las de un pueblo, pues son diferentes.

¿Qué pueblo elegir?

Si estás decidido y te ves viviendo en un pueblo toca la idea de preguntarte que tipo de pueblo quieres escoger.

Puede que seas más de montaña, de pueblos con pocos habitantes o pueblos cerca de la ciudad que cuenten con las ventajas de la vida rural pero tengan también las ventajas de la ciudad a pocos kilómetros de distancia.

Busca trabajo

El siguiente paso es saber qué vas a hacer allí. Quizás ya estés jubilado y no tengas que buscar un medio de vida, simplemente disfrutar.

Quizás quieras pasar una temporada sabática simplemente viviendo.

Pero quizás necesites tener una fuente de ingresos con la que seguir viviendo por lo que deberás buscar un trabajo para ello.

Consulta los puestos disponibles en internet, ves al ayuntamiento del pueblo o directamente pregunta a los aldeanos. En los pueblos más que en ningún lugar, el boca a boca es la mayor red social.

Encuentra tu hogar

El último paso para ir a vivir a un pueblo es buscar un hogar donde vivir.

Las casas de pueblo destacan por sus viviendas sencillas con muebles rústicos o muebles a medida con los que crear un ambiente único o familiar.

Para encontrar ese hogar de tus sueños puedes recurrir al ya nombrado boca a boca o navegar por internet, seguro que encuentras la casa que te enamora.

En cuanto a decoración, en almacenes de madera como Agloma.es podrás dar rienda suelta a tu imaginación y crear tus propios muebles rústicos a medida que seguro encajaran con lo que estás buscando y con tu nuevo hogar.

¿A qué esperas para poner en marcha tu plan?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here